Abrir una tienda online ¿Está pensando en abrir una tienda online?

¿O ya ha abierto una, pero está insatisfecho con las ventas que hace porque le cuesta encontrar nuevos clientes? Tu situación es más común de lo que crees. De hecho, crear un comercio electrónico que funcione es una operación compleja, ya que hay muchos factores en juego. Y no todos los webmasters pueden dar en el clavo.
Con este post intentaré ayudarte a enfocarte en algunos de los elementos más importantes para incrementar las ventas en tu tienda online. Si puede configurar su proyecto de comercio electrónico teniendo en cuenta estas indicaciones, el retorno de la inversión conectado a sus ventas en la web aumentará significativamente.
Me detengo aquí con la charla introductoria. Así que veamos inmediatamente cuáles son las diez indicaciones que pueden hacer que una tienda online sea más rentable.
1. La web es un medio que tiene características especiales
¿Ha decidido abrir una tienda online que le permita comprar sus productos también desde la web? Muy buena, gran elección. Pero tenga en cuenta una cosa primera y fundamental: la web es una herramienta de comunicación que tiene sus propias características. En otras palabras: a la hora de crear y gestionar su tienda online debe adaptarse a las reglas específicas del medio. Si no parte de este supuesto, corre el riesgo de que, para su comercio electrónico, el inicio de la actividad coincida con… ¡el principio del fin! Así que, humildad y atención: sigue las reglas del mundo en el que has entrado, y verás que tu tienda online comenzará con el pie derecho.
2. Nada de bricolaje
Este segundo punto es una consecuencia directa del primero. Si la web es un medio de comunicación con reglas de uso específicas, para que tu tienda online se convierta en una verdadera herramienta de ganancia necesitas saber dónde poner tus manos. Si no sabes cómo moverte por la red, hazlo tú mismo es muy peligroso. Si usted opera a ciegas, corre el riesgo de ser ineficaz o incluso combinar algunos problemas para su negocio. Mi consejo apasionado es que te dirijas a profesionales que conozcan bien la web y que sepan cómo ayudar a las empresas y a sus negocios. Una tienda en línea no puede improvisarse: es necesario asignar un presupuesto determinado a la intervención de expertos en marketing digital que maximicen realmente las oportunidades comerciales de su presencia en línea.
3. Elija un buen servicio de hosting
Abrir una tienda online es relativamente sencillo. Pero su comercio electrónico debe depender necesariamente de un alojamiento fiable, o de una vivienda si tiene necesidades especiales. En las próximas semanas publicaré un post explicando cómo las empresas – grandes y pequeñas – deben elegir un servicio de hosting para su sitio web corporativo o para sus compras online. Mientras tanto, si necesita poner su tienda online en la red, puedo aconsejarle que se ponga en contacto con un buen profesional del sector como Daniele Ferrari.
Dirígete a esta web para saber como construir una tienda online